¿En que consiste el Neurofeedback?

El primer paso, fase de diagnostico,  es conocer los síntomas que presenta el cliente para realizar un diagnostico diferencial. Con la técnica de neurofeedback, se realiza poniendo  unos sensores que se adhieren al cuero cabelludo de forma indolora y no invasiva, para registrar en tiempo real y de forma objetiva las ondas cerebrales. Esta información nos permite hacer un mapeo cerebral, llamado EEG,  que detecta  qué regiones del cerebro presentan posibles anomalías.

Esta información objetiva y en tiempo real aporta un valor añadido a las técnicas tradicionales porque permite visualizar el funcionamiento cerebral y realizar un diagnostico objetivo.

El segundo paso, fase de entrenamiento, se realiza con el cliente un entrenamiento de regulación de ondas cerebrales para restablecer la función cerebral. Esto se consigue a través de técnicas audiovisuales y bajo la supervisión del profesional clínico que va monitorizando y evaluando en cada momento la progresión que va realizando el cliente.

Con esta estimulación cerebral se consigue que las anomalías que presentan el funcionamiento de las ondas, se revierta y que la persona vaya recobrando un estado optimo y sincronizado de funcionamiento cerebral .